Montevideo PortalColumnistas
Así lo veo yo

Así lo veo yo

Columna de Ana Jerozolimski

Sobre el autor

Uruguaya, radicada en Jerusalem desde 1979. Redactora Responsable de "Semanario Hebreo".

Más columnistas

imagen del contenido Gerardo Sotelo: Cybertario
Brutales y valientes: sobre el desinterés en las causas reales de la agresividad masculina
imagen del contenido Letras Saladas: Julián Schweizer
“Francia es uno de los países con mayor cultura longboarder del mundo”
imagen del contenido Ana Jerozolimski
Países latinoamericanos siguen a EEUU a Jerusalem
imagen del contenido Esteban Valenti: Navegaciones
El dilema de los fiscales
imagen del contenido La gaita eléctrica
Ricardo Lezón.
imagen del contenido Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
imagen del contenido Pablo Mieres
Las declaraciones de Layera y la grave responsabilidad del gobierno
imagen del contenido Eduardo Gudynas
Nuevo récord mundial de contaminación.
imagen del contenido Miguel Manzi: Proyecto Montevideo
El cuarto gobierno del Frente Amplio
imagen del contenido Banderas de Líber
El Frente Amplio y la crisis de la tristeza.
imagen del contenido Alejandro Sánchez
13 años de avances en derechos laborales.
imagen del contenido Rumiando la vida: Juan Andrés "Gordo" Verde
La emotiva historia de un perro adoptado en Rocha: "Que la esperanza sea lo último que se pierda"
imagen del contenido Alfredo Asti
Un fallo sin fallas

ISRAEL Y LA SITUACIÓN DE CRISIS INTERNA EN GAZA

20.May.2018

La difícil situación interna en la que está sumida la Franja de Gaza, con la que lidia diariamente la población, es un hecho. Altísima tasa de desempleo, especialmente de los jóvenes, muchos de los cuales deambulan sin tener qué hacer. Falta de electricidad suficiente. Agua en mal estado. Algunos números: 44% de desempleo, que asciende a 63% entre los jóvenes, 216 mil académicos sin trabajo, 65% de la población bajo la línea de pobreza, según datos proporcionados por el corresponsal del canal 12 de la tv israelí para asuntos palestinos Ohad Hemo en una serie de dos capítulos transmitida días atrás, sobre la situación interna en Gaza.

Esto es bien conocido.
Lo que no se conoce lo suficiente es el papel que juega Israel en el manejo de la crisis. Por un lado claro está que los miles de palestinos que años atrás se mantenían trabajando diariamente en Israel, perdieron su fuente de ingreso cuando Israel cerró la frontera. Pero no menos claro es que eso ocurrió a raíz del terrorismo de Hamas, que gobierna la Franja de Gaza desde hace 11 años. El desafío es hallar cómo lidiar con estas dos puntas de modo que se pueda ayudar a la población palestina, sin fortalecer a Hamas y sin arriesgar a la población israelí.

Es cierto que la población de Gaza está desesperada y no tiene lo que perder. Pero la culpa no es de Israel. Cerró las fronteras porque no tuvo más remedio, y aún así, abastece diariamente de mercaderías a Gaza, así como también de agua y electricidad.

LOS PASAJES FRONTERIZOS


La Franja de Gaza tiene dos posibilidades de contacto con el exterior. En la frontera con Israel, funciona el pasaje Kerem Shalom, ubicado en el sur, por el cual entran diariamente mercaderías a Gaza y salen camiones con lo que los palestinos venden a Israel y exportan al exterior, y en el norte, el pasaje Erez, para la gente, por el cual salen a Israel los palestinos que reciben tratamiento médico en sus hospitales o los de Cisjordania, comerciantes palestinos, gente con permisos por diferentes consideraciones humanitarias y los funcionarios de las organizaciones internacionales que funcionan en la Franja. En el extremo sur de la Franja de Gaza, se halla el pasaje Rafah (que en hebreo se conoce como Rafíaj), que conecta con Egipto.
Mientras los pasajes con Israel funcionan casi toda la semana (cinco días Kerem Shalom y seis , en general, Erez, salvo excepciones), el de Rafah estuvo abierto en todo el 2017 solamente 36 días. En los últimos días, a raíz de los acontecimientos, a fin de permitir ingreso de heridos palestinos en los choques con Israel y también por el comienzo del Ramadan, Egipto abrió el pasaje. Pero generalmente, está cerrado, aunque probablemente debería ser el pasaje más natural de contacto asiduo de Gaza con el exterior, a través de un país árabe.


ALGUNOS NÚMEROS


En el transcurso del año pasado, Israel introdujo a la Franja de Gaza por el pasaje Kerem Shalom, 147.540 camiones con 4.704.686 toneladas de mercaderías. Y en el primer trimestre del 2018, fueron 25.218 los camiones , con 753.246 toneladas de mercaderías. El número de camiones ha bajado, dado que quienes se encargan de adquirir las mercaderías para que Israel las introduzca a Gaza (o sea la AP y organizaciones internacionales), han reducido seriamente las cantidades.

De estos camiones, el año pasado, 776 llevaban productos médicos y en el primer trimestre del año en curso, 162.
Las mercaderías son variadas, de diferentes productos necesarios en la vida diaria. Entran alimentos, equipos médicos, remedios, aparatos electrónicos, muebles, materiales de construcción y mucho más.

En el 2017, Israel emitió 52.758 permisos de pasaje entre Gaza e Israel en el puesto de Erez, de los cuales 29.113 eran por necesidades médicas de pacientes y sus acompañantes. Y en el primer trimestre del 2018 fueron emitidos 14.440, de ellos 7.342 para cuestiones médicas.
Al mismo tiempo, es a través de Israel que se coordina el paso de ambulancias con pacientes de Gaza a tratamientos médicos en Israel o en Cisjordania. En el 2017 fue coordinado el paso de 1562 ambulancias de urgencia. Para este propósito, el pasaje Erez puede funcionar todos los días de la semana, 24 horas al día.
En el 2016, más de 30 mil palestinos de Gaza recibieron tratamiento médico en Israel.
Dado que según lo pactado en Oslo, la responsabilidad por los servicios médicos en Gaza es de la Autoridad Palestina, la coordinación israelí es con Ramallah.


INFRAESTRUCTURA
- Israel abastece a Gaza 10 millones de metros cúbicos de agua por año.Se decidió proveer el doble, pero los palestinos carecen de la infraestructura capaz de recibirla. En la propia Gaza se decide a qué uso destinar el agua que llega de Israel. Los palestinos cavan además pozos piratas. Pero el gobierno de Hamas no hace el mantenimiento del sistema y el agua de origen local no es potable.
- La electricidad para la Franja de Gaza llega de tres fuentes: Israel, Egipto y la planta generadora local. El consumo promedio en Gaza es de unos 400 megawatios . Israel abastece 125 megawatios por año, por 10 líneas. Egipto pasaba unos 23, pero gran parte de sus líneas no funcionan debidamente. En la estación local, si Ramallah les manda combustible, pueden producir 120, pero en general no producían más de 60. Hoy en día, la población no tiene más de 4 ó 5 horas por día de electricidad. Pero en la industria de cavado de túneles, Hamas tiene electricidad todos los días, 24 horas al día.
- Israel ha tomado varias iniciativas para mejorar la situación de la infraestructura. A través del brazo del ejército encargado de la coordinación por las necesidades de la población civil, COGAT, se promovió la instalación de un caño de gas natural desde Israel a la Franja de Gaza, para mejorar la producción de la estación local y resolver así la crisis eléctrica. También se habló de la instalación de una importante planta desalinizadora en Dir el-Balah, que podría proveer otros 55 millones de metros cúbicos de agua, de un plan de tratamiento del agua residual, la conexión de una nueva línea de alto voltaje que duplicaría el caudal de electricidad y una infraestructura para la recolección de residuos.

EL POR QUÉ DEL BLOQUEO

Hace ya casi 11 años, desde junio del 2007, Gaza está gobernada por la organización terrorista Hamas, que siempre ha utilizado para sus intereses la ayuda israelí e internacional a la población civil, dedicando gran parte de sus recursos a cavar túneles y fortalecer su infraestructura armada , en lugar de desarrollar a la población. Con el dinero gastado en los propósitos terroristas de Hamas, se habría podido construir escuelas y hospitales y mejorado considerablemente la situación de la población en todo sentido.

Pero Hamas optó por otra cosa.

"Israel se fue de Gaza y tiró las llaves", dicen a veces críticos de Israel. "Convirtieron a Gaza en una gran cárcel", agregan. Indudablemente, no es fácil para la población de Gaza no tener libertad de movimiento. Nadie lo aguantaría sin quejarse. Pero lo necesario es comprender por qué se ha llegado a esta situación. En el pasado, salían de Gaza miles de palestinos todos los días a trabajar en Israel. Eso se detuvo a raíz de los ataques de cohetes desde la Franja hacia el sur de Israel, que comenzaron ya en el 2001. Se intensificaron luego, con altibajos, desde que Hamas tomó el poder en junio del 2007.
Ningún país normal va a mantener abierta su frontera al libre paso de gente que viene de una entidad terrorista enemiga. No significa que toda la población de Gaza deba ser vista como terrorista. En absoluto. Pero la Franja gobernada por Hamas, es señal de peligro, no de buena vecindad.
El bloqueo, impuesto por Israel a raíz del terrorismo de Hamas, es un recurso defensivo avalado por el Derecho Internacional. Si no hubiera bloqueo, no habría control ninguno de las embarcaciones que llegan a la Franja, y Hamas sin duda aprovecharía el acceso por el Mediterráneo para recibir armas y cohetes sin limitación.

AÚN ASÍ...

A pesar de ello, y a pesar de que no tiene obligación jurídica de hacerlo, Israel continúa abasteciendo diariamente todo tipo de mercaderías a la Franja de Gaza. No se trata de donaciones israelíes, sino de productos que envían organizaciones internacionales, la propia Autoridad Palestina, donantes, y que Israel traslada. Para ello, Israel construyó instalaciones desarrolladas en Kerem Shalom, a fin de hacer posible el pasaje de cientos de camiones por día.
Lo único que está vetado totalmente, son armas, explosivos y municiones. Y productos que son considerados de "doble uso", o sea que pueden servir, por ejemplo, para agricultura pero también para preparar una carga explosiva, o materiales de construcción que pueden servir para erigir una escuela pero también un túnel del terror, no entran libremente sino en el marco de proyectos puntuales aprobados por Israel, por los que deben hacerse responsables las organizaciones internacionales que los llevan a cabo.

 

HAMAS CONTRA LA POBLACIÓN PALESTINA

En diversas ocasiones se registraron incidentes en los que Hamas frenó camiones de ayuda humanitaria para apropiarse de las mercaderías. Y en otras, simplemente impidió su paso, sabiendo claramente que de eso dependen en Gaza, del abastecimiento que lleva a cabo Israel.

Pero lo peor fueron las escenas captadas el viernes 5.5, el 12.5 y luego a mediados de la última semana, cuando palestinos causaron serios destrozos en Kerem Shalom, el único "pulmón" por el que respira la Franja de Gaza con la ayuda que introduce Israel.
Esto, aunque evidentemente, todos en Gaza saben que es por allí que llega la ayuda. Al parecer, los intereses de Hamas determinan que cuanto peor esté la población, mejor estarán ellos en el poder, nutriendo a la gente de odio y mentiras sobre la razón verdadera de su pesar.
En el vandalismo en Kerem Shalom se inutilizó la terminal de combustible, fueron dañadas las estaciones que conectan con los gasoductos y se paralizó la principal línea de abastecimiento de gas.La estación de combustible fue incendiada. Y se alteró el funcionamiento de instalaciones para el traslado de granos, ganado y alimentos, entre otros puntos.
A raíz de ello, Israel anunció que cierra el pasaje hasta nuevo aviso, para hacer reparaciones. Pero pocos días después anunció que Kerem Shalom sería reabierto. De fondo, evidentemente, estaba la preocupación israelí de que se sienta en la Franja serias carencias.
El miércoles 17.5 Hamas impidió la entrada de dos camiones con equipos médicos, porque traían productos proporcionados por el ejército israelí, de la División Médica y de Logística. Luego se logró introducir seis camiones enviados por la Autoridad Palestina y UNICEF.
También mientras tenían lugar los intentos de violar la frontera con Israel en la semana más dura de la campaña de Hamas, se hizo un esfuerzo por mantener cierto flujo en el ingreso de mercaderías a Gaza, así como también el funcionamiento del pasaje Erez por el que cruza la gente.
Según las últimas cifras publicadas por COGAT (la oficina de Coordinación con los Territorios, encargada de atender las necesidades de la población civil), el miércoles 16.5 se introdujeron a Gaza 325 camiones con 17.262 toneladas de mercaderías. El martes 15.5 , 135 palestinos cruzaron de Gaza a Israel por el pasaje Erez, con permisos por consideraciones humanitarias . Al día siguiente pasaron por Erez de Gaza a Israel 4 ambulancias para tratamiento urgente. El jueves 17.5, cruzaron 7 ambulancias y entraron a Israel 206 palestinos.
La lógica de fondo es el intento de Israel de distinguir entre Hamas y la población civil.
Pero Hamas despliega esfuerzos especiales por socavar esta lógica. Los destrozos en Kerem Shalom, aunque sirve exclusivamente a los palestinos, fueron precedidos en incontables ocasiones por intentos de cometer atentados en los pasajes mismos o cerca de ellos. En el pasado, hubo que cerrar el pasaje de Karni , destinado al cruce de mercaderías, precisamente por ello. Hace pocos meses se descubrió un túnel subterráneo con el que Hamas quería penetrar a Israel, muy cerca del gasoducto de Kerem Shalom.Y hace pocas semanas, fue destruido por Israel otro túnel cavado por Hamas junto al pasaje fronterizo de Erez.

ESFUERZO ADICIONAL
Israel no atiende solamente las necesidades humanitarias mínimas sino que intenta dar ciertos pasos que ayuden a la economía palestina y su desarrollo.
Por el pasaje fronterizo Kerem Shalom no sólo entran mercaderías de Israel a Gaza sino también salen mercaderías que los palestinos exportan tanto a las ciudades palestinas en Cisjordania, como a Israel y al exterior. Se trata en general de productos agrícolas y textiles, pero también otros rubros.
Además Israel lleva a cabo talleres y seminarios especiales para agricultores palestinos a los que invita desde Cisjordania y la Franja de Gaza, a fin de permitir que adquieran nuevas técnicas y conocimiento en áreas que les pueden resultar rentables. El 9.5, por ejemplo, fue coordinada la participación de 500 agricultores palestinos de Cisjordania y Gaza en la exposición AGROTEC en Tel Aviv, una forma de incentivar el desarrollo agrícola.
También hay seminarios y talleres para profesionales de la medicina. En el 2016 (la última cifra que tenemos actualizada ya que la del 2017 aún no ha sido resumida), 275 palestinos de Gaza en distintas profesiones médicas, cruzaron a Israel para participar en dichas actividades.

A MODO DE RESUMEN
Israel es el primer interesado en garantizar que no haya crisis humanitaria en la Franja de Gaza y ha buscado vías, a través de la comunidad internacional, de mejorar la situación. El dominio de Hamas socava dichos esfuerzos. Y el hecho que destina la mayor parte de sus recursos a su infraestructura armada en lugar de volcarlos en mejorar la situación de la población, es gran parte de la explicación.
A ello se suma el hecho que la Autoridad Palestina en Ramallah, por su puja con Hamas, ha tomado medidas que limitan seriamente a la población de Gaza. Por ejemplo, ha reducido la cantidad de combustible que envía a Gaza a través de Israel para la estación local generadora de electricidad y también ha cortado los sueldos de sus funcionarios que permanecen en la Franja, además de reducir el suministro de numerosas mercaderías que pasan a Gaza por Israel.

La población palestina tiene motivos para haber perdido esperanza. Pero la responsabilidad por ello no es de Israel, cuya existencia misma es desafiada por Hamas, que gobierna Gaza, y que promete continuar combatiéndolo, aunque al mismo tiempo le exige abrir sus fronteras sin limitación.