Montevideo PortalColumnistas
Escribe hoy

Escribe hoy

Columnas de opinión

Más columnistas

imagen del contenido Edmundo Roselli
La revolución que cambiará la agropecuaria nacional
imagen del contenido Esteban Valenti: Navegaciones
Elecciones en Argentina ¿Todos ganadores?
imagen del contenido Mónica Xavier
Uruguay aún tiene medio millón de proscriptos
imagen del contenido Eduardo Gudynas
El fracking es también un riesgo energético y económico
imagen del contenido Pablo Mieres
Diferentes formas de gobernar sin mayoría parlamentaria
imagen del contenido ir-FA
Netflix y el Cine Nacional
imagen del contenido Alfredo Asti
Educación:pasaporte hacia un futuro de equidad
imagen del contenido Carlos Garramon
La fuga autoritaria de Maduro
imagen del contenido Ramiro Tafernaberry
Repensar el camino
imagen del contenido Escribe hoy: Patricia Soria
El fundamentalismo opositor
imagen del contenido Sebastián Sabini
Proyectando buenas prácticas educativas
imagen del contenido Ana Jerozolimski
Valores, no impulsos. Aunque cueste

El fundamentalismo opositor

01.Ago.2017

Estamos viviendo en tiempos donde todo pasa por y en las redes sociales. Vivimos a ritmo de 140 caracteres, nos emocionamos fugazmente con videos de bebés y cachorros, y con la misma facilidad logramos polarizarnos en mitades perfectas largando espuma por la boca con el tema del día.

Hace unos días lo vivimos con las primeras ventas de cannabis en las poquitas 16 farmacias actualmente habilitadas. Hoy vemos las redes arder y el "indignómetro" marcando al máximo a propósito del libro para docentes, Propuesta didáctica para el abordaje de la educación sexual en educación inicial y primaria, que se lanzó el 21 de julio en el Teatro Solís con la presencia de connotadas autoridades como el Consejero de Educación Inicial y Primaria, Pablo Caggiani; Directora de Educación del Ministerio de Educación y Cultura, Rosita Ángelo; representantes de la Asociación Civil Gurises Unidos y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

El nuevo ágora de la Democracia, o como se les suele decir en forma despectiva las "redes morales", han encontrado eco en su indignación en Representantes Nacionales de la oposición. Por ejemplo la diputada Bianchi no dudó en anunciar de inmediato que citaría a autoridades de Codicen para que den explicaciones por este material destinado a docentes.

En lo personal como parte de la oposición no puedo dejar de indignarme pero con quienes levantan retrógradas antorchas contra este material. La hipocresía campea y la oposición grita cual tribuna sin verificar informaciones o sin tener voluntad política de construcción. Los eslóganes de campaña propositivos han quedado a un costado y resulta más cómodo destruir toda iniciativa porque proviene de una iniciativa de gobierno, es decir del "fraude amplio".

Me preocupa enormemente la ligereza de cuerpo a la hora de hacer juicios de valor sobre cuestiones que impactan directamente sobre la vida de las personas porque generan miedo, incertidumbre, desconfianza y al fin y al cabo desinformación. No puedo catalogar de otra manera que de irresponsables a quienes agitan cucos sobre un material destinado a docentes para cumplir con la educación formal que estamos comprometidos como Estado a brindar en la infancia y adolescencia.

Muchas gárgaras se hacen sobre el bullying (acoso escolar) problemática que afecta la vida de estudiantes a nivel mundial, provocando la deserción estudiantil o incluso el suicidio. Se indignan también por los embarazos adolescentes. Por la falta de uso de métodos anticonceptivos y de prevención de enfermedades de transmisión sexual. Luego también vienen los pataleos por los NI-NI que no estudian ni trabajan. Claro que es una indignación focalizada y dirigida a los sectores más vulnerables, porque de los NI-NI de sectores pudientes nadie dice nada. Y así sigue la cadena pidiendo que quiten las asignaciones familiares y ni que hablar de los planes del MIDES.

En este caso estamos ante una propuesta concreta de trabajo que se relaciona directamente con cuestiones que nos deben preocupar y ocupar como sociedad toda. No es la panacea ni una receta cabal para terminar con el bullying por ejemplo, pero si una herramienta más de formación para el cuerpo docente. Falta todo un gran debate acerca de si el cuerpo docente todo ha recibido la formación especializada y necesaria para este abordaje. Esa sería una crítica o un aporte al debate de mayor calibre que compartir fragmentos sacados de contexto.

Se ha viralizado tan solo una de las actividades propuestas, dejando a un lado todo el marco teórico y punto de partida propuesto. También se ignoran las contribuciones a dejar de ver la sexualidad bajo un paradigma caduco que solo apunta a la reproducción, o que solamente se enseña bajo parámetros sanitarios y con connotaciones éticas determinadas. La reproducción es una decisión que conlleva un plan de vida, mientras que la sexualidad en si misma implica goce, placer y disfrute. Dejemos el tabú de lado, hablamos las cosas por su nombre y dejemos que de agitar fantasmas. Ya por suerte no estamos en épocas en donde los varoncitos eran llevados por otro hombre de la familia a debutar por obligación. Tampoco estamos en épocas en donde las mujeres tengamos que esperar la iniciativa externa o no podamos explorar nuestros cuerpos por iniciativa propia. Estas cuestiones deben ser tratadas, y el miedo que muestran algunos sectores y personalidades, nos hacen dar cuenta que no somos la sociedad madura que pensamos ser. Seguimos siendo una aldea donde nos señalamos con el dedo acusador por nuestras acciones y pensares libertinos, degenerados y libidinosos. Claro está que entre nosotros conviven esos, que son pervertidos de cuello blanco pero gozan del privilegio del secreto a voces mejor guardado.

Esta guía no es perfecta, y de hecho ninguna guía que se haga sobre este tema lo será, porque seguimos a pesar de nuestro Estado secularizado respondiendo a determinada moralina pública, que no se corresponde en muchos casos con la privada. Este tema al igual que otros desatan polémica, la misma que desató por ejemplo hace pocos días la viralización de un folleto informativo sobre consumo de cocaína, de la campaña "consumo cuidado" de la Junta Nacional de Drogas durante el gobierno de Jorge Batlle. Este material no es perfecto, pero tampoco es un kamasutra como he leído por ahí, no es una Playboy ni un libro que busque despertar erotismo alguno. Sostener esto dice más de quien lo dice, que del propio material educativo destinado a docentes.

Se generó recientemente el hashtag #FormasdePromoverLaHomosexualidad en donde con humor y sarcasmo se responde a la oleada de comentarios conservadores, incluida la del Cardenal Sturla, que califica de forma peyorativa a este material bajo la supuesta ideología de género. Hace algunos días atrás el pre candidato del Partido Nacional, Juan Andrés Ramírez expresaba que la ideología de género era una forma de promover la homosexualidad, o en palabras de la propia Diputada Bianchi "Se quiere imponer a los niños una ideología de género, donde los heterosexuales pasamos a ser una minoría discriminada".

En otros tiempos se agitaba el cuco de que los marxistas se llevarían los niños a Cuba. Hoy el cuco es con la diversidad sexual. Señor, señora, comparto a pie de página el link para que vea el material en su totalidad, prometo que no cambiará su orientación sexual, su identidad de género, o su identidad étnico-racial al leerla. Quizás sí, su lectura seria y responsable promueva la reflexión de nuestras acciones cotidianas y de la reproducción inconsciente de estereotipos que corroen la Libertad de ser felices sin pedir permiso, dijera el cantor.

Patricia Soria Palacios

Guía completa: http://ceip.edu.uy/documentos/2017/ifs/sexual/materiales/Propuesta_Edu_Sexual_GGUU_UNFPA.pdf