Montevideo PortalColumnistas
Vertiente Montevideo

Vertiente Montevideo

Departamental de Montevideo — Vertiente Artiguista

Sobre el autor

La convivencia ciudadana depende mucho del conjunto de los habitantes, y nosotros somos una parte importante y activa de este conjunto, y tenemos que renovar nuestra convicción para impulsar un modo de convivencia más justo, más solidario y más democrático. Hacer que la vida cotidiana en nuestra ciudad sea mejor, y que podamos apropiarnos como ciudadanos de los espacios públicos para el disfrute de todos, exige nuestra participación y compromiso. VA Montevideo.

Más columnistas

imagen del contenido Jorge Jauri: Paramus
Sin mayorías absolutas será más fácil repensarnos
imagen del contenido Esteban Valenti: Navegaciones
¿Habrá trabajo para todos?
imagen del contenido Mónica Xavier
Capitalismo exhausto
imagen del contenido Casa Grande
Montevideo avanza
imagen del contenido Pablo Mieres
¿No quiere sopa? Dos platos
imagen del contenido Ana Jerozolimski
Seis años de la "primavera" àrabe. Culpas compartidas.
imagen del contenido Sebastián Sabini
La mejora de Uruguay en las pruebas PISA
imagen del contenido Miguel Manzi: Proyecto Montevideo
¿Qué querés ser cuando seas grande?
imagen del contenido Pablo Cabrera
El sistema debe ir hacia la gente
imagen del contenido Pablo González
Seregni
imagen del contenido José Pablo Franzini Batlle
Politología y política, convicción o cálculo
imagen del contenido Facultad de Ciencias Sociales
Una desigualdad persistente
imagen del contenido Eduardo Gudynas
Los Cthulhus de nuestra basura
imagen del contenido Ope Pasquet
El voto del exterior y el reciente referéndum italiano

Cuando la suma resta

16.May.2014

Concertar para restar, esto es lo que hizo la oposición blanco-colorada en la Junta Departamental de Montevideo. Se unieron, nuevamente, para castigar a los montevideanos, y esta vez arremetieron contra los barrios populares que rodean la Avenida José Belloni.

Ningún argumento es válido cuando se toma como rehén a los vecinos, y se tranca la posibilidad de mejorar la zona donde viven.

Siempre son bienvenidas las críticas constructivas que se le hagan a este gobierno departamental, o a cualquier otro gobierno. Inclusive, a veces, son entendibles las críticas negativas que solo persiguen fines electorales. Pero, que una minoría impida la obtención de un préstamo del BID para realizar obras es irresponsable, es inaceptable.

¿A esto es a lo que se refieren cuando hablan de cambiar Montevideo?

Si la oposición blanca -colorada hubiese juntado firmas, por ejemplo, en contra de este proyecto de mejorar la movilidad en Belloni. O si hubiese logrado convencer a ediles frenteamplistas para que votaran junto a ellos e imponer una mayoría circunstancial ante este tema, vaya y pase, son las reglas del juego democrático. Pero nada de esto ocurrió. El partido de la concertación no tomó ninguno de esos caminos.

Esta alianza opositora tomó la decisión antidemocrática de poner piedras en el camino, impidiendo a la mayoría de los montevideanos acceder a un préstamo que tiene por objetivo mejorar y seguir cambiando la ciudad. Solamente cuatro votos le impusieron al resto la negativa de lograr recursos para terminar las obras e incluso seguir invirtiendo buena parte de lo solicitado en el siguiente quinquenio.

Las ideas alternativas a esta negativa brillaron y brillan por su ausencia. Los perjuicios para decenas de miles de vecinos de los barrios afectados, entre ellos productores montevideanos y también canarios que usan esta vía de tránsito, son muy grandes. Contar con esta ampliación implica una oportunidad para mejorar la movilidad, la seguridad vial, la calidad de vida y el movimiento comercial y productivo en una zona clave en la interconexión metropolitana.

Los ediles blancos y colorados apuntaron al Frente Amplio y le pegaron a todos los vecinos. Porque los beneficiarios de las obras que hace la IM, son los vecinos todos, independientemente de a quien voten. Las 5000 firmas juntadas para respaldar esta iniciativa pertenecen a votantes de todos los partidos políticos que viven en la zona.

Para muestra solo hace falta un botón, y vaya si esta actitud sirve de muestra de lo que pueden llegar a hacer (o deshacer) el Partido de la Concertación. Además queda bien claro que a la oposición política en Montevideo tampoco se le cae una idea ni por casualidad. La única alternativa para seguir mejorando la calidad de vida de los montevideanos sigue siendo el Frente Amplio.