Montevideo PortalColumnistas

Sobre el autor

Dirigente de Defensor Sporting Club en los últimos diez años.
Fundador y Secretario General sector Asamblea Batllista.

Más columnistas

imagen del contenido Esteban Valenti: Navegaciones
México, un cambio histórico
imagen del contenido Carlos Garramon
Estados Unidos le declaró la guerra a China.
imagen del contenido Miguel Manzi: Acuerdo Grande
Frente Amplio inteligencia.
imagen del contenido Pablo Mieres
Hay algo que sigue vivo.
imagen del contenido Ricardo Piñeyrúa
Las lágrimas de Josema.
imagen del contenido La gaita eléctrica
La Chocolata.
imagen del contenido Ana Jerozolimski
¿Por qué al ex capitán del seleccionado israelí le gusta la Celeste?
imagen del contenido Mónica Xavier
45 años del golpe del 73.
imagen del contenido Gerardo Sotelo: Cybertario
Todo lo que podemos hacer.
imagen del contenido Alfredo Asti
El equilibrio en una Rendición.
imagen del contenido Eduardo Gudynas
No saben ni escuchan que la miel está contaminada.
imagen del contenido Letras Saladas: Julián Schweizer
Biarritz, San Sebastián, el Mundial y Jorge Drexler: los últimas semanas de Julián Schweizer
imagen del contenido Jorge Jauri: Paramus
Ya no hay atajos corrientes
imagen del contenido Rumiando la vida: Juan Andrés "Gordo" Verde
"Ojalá la actitud de este perro nos interpele a todos": la emotiva historia de Rex y su dueño

Radioterapia en Uruguay: Negocio e Impunidad

18.Abr.2018

En la columna anterior abordé la situación de las autoridades de los organismos estatales de tratamientos oncológicos, de sus antecedentes empresariales y profesionales y de la actitud del Presidente Vázquez en referencia al tema.

A partir de esa nota, de un reportaje que me hiciera el periodista Carlos Arredondo en 1410 Radio Turística Salto (1) y mi participación en el programa Para Empezar El Día de 770 Radio Oriental (2), muchas fueron las repercusiones que se han generado.

En esta nota detallaré los documentos que referí en la columna y reportajes antes mencionados. Téngase en cuenta que nada de lo expresado son mis opiniones, sino la divulgación de documentos elaborados por expertos a requerimiento de las autoridades oficiales de la salud de distintas épocas.

En el año 1996 la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) designó a los expertos Dres. Joan Pera Fábregas y M. Cruz Lizauín del Instituto de Oncología de Barcelona ante el pedido realizado por las autoridades del Ministerio de Salud Pública en el marco del Programa "Evaluación de Calidad de Servicios Asistenciales de Salud Pública".

En setiembre de ese mismo año y luego de inspeccionar 12 clínicas de tratamiento oncológico y 18 aparatos de radioterapia, informó a los médicos responsables de esas clínicas y a las autoridades del Ministerio de Salud Pública que la mayoría de los equipos son muy antiguos y a nivel mundial, o bien han sido desechados o se utilizan para la irradiación experimental en laboratorio.
Afirma el informe que:

- Los equipos son obsoletos.

- Sus fabricantes los han dejado de mantener hace muchos años.

- No cumplen las recomendaciones de los organismos internacionales relativas a las garantías de calidad y protección radiológica.

- El Ministerio de Salud Pública debería clausurarlos en un plazo a determinar.

Nuevamente, en 1997, los expertos argentinos Dres. Juan José Kunst y Hugo Luis Rey vuelven a inspeccionar la totalidad de los centros de radioterapia. Esta segunda inspección se realizó entre el 21 de julio y 01 de agosto de 1997 informando el día 22 de agosto de 1997 que la situación descripta un año atrás era básicamente igual: los pacientes oncológicos estaban siendo sometidos a tratamientos en equipos de radioterapia obsoletos.

A raíz de esta situación, y con la intención de seguir las recomendaciones de los expertos internacionales, el Poder Ejecutivo crea la Comisión Interinstitucional de Calidad Radiológica, conformada por orden ministerial N° 275 el 22 de mayo de 1998 y su modificativa N° 67 del 12 de febrero de 1999. Es integrada por los Dres. Walter Medero en representación de DIGESA Dirección General de Salud (MSP), José H. Leborgne en representación de Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Miguel Torres por la Facultad de Medicina, Pedro Kasdorf por Asociación Uruguaya de Radioterapeutas del Uruguay (AURORA), Alfredo Caubarrere por Centros de Radioterapia del Interior, Alejandro Gherardi por la Organización Panamericana de Salud (OPS) y Organización Mundial de Salud (OMS), Alicia Ferraro e Ing. Nelson Sierra por la Dirección Nacional de Calidad (DICOCA/MSP) y la Sra. Blanca Faller por la Dirección Nacional de Tecnología Nuclear (DINATEN).

Esta comisión emite el 17 de Enero de 2000 su informe. En él establece las categorías A y B para clasificar a los equipos y las clínicas de radioterapia. La categoría A se corresponde con las clínicas en condiciones operativas aceptables. La categoría B corresponde a las clínicas con equipos obsoletos advertidos por los expertos internacionales. Cabe destacar que casi la totalidad de las clínicas y equipos se encuentran en la categoría B. Recomienda, a su vez, en un plazo no mayor a 180 días, presentar un Plan de Renovación del equipamiento. Y en un plazo no mayor a 1 año la instalación y puesta en funcionamientos de equipamiento nuevo.
También en ese año, 2000, concurrió una misión argentina ratificando la situación descripta por los otros informes.

A mediados del año 2001, las autoridades ministeriales solicitan a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el envío de un técnico que realice un informe resumiendo y explicando los documentos anteriores. Habían cambiado los jerarcas del Ministerio y quienes estaban al frente entendieron la gravedad de la situación. Cabe destacar que el Director General de Salud en ese momento era el Dr. Eduardo Touyá, profesor emérito de la Facultad de Medicina Grado 5 en Medicina Nuclear.

La OPS envía al Dr. Ramón Baeza, especialista chileno en radioterapia, quien realiza un informe que ratifica los anteriores agregando sus propias conclusiones caso a caso. Esos es: realiza una conclusión por cada centro. Su informe termina con un comentario final que transcribimos de forma textual:

"La situación es francamente alarmante y requiere de corrección a la brevedad posible. Es necesario hacer presente que el problema no es solamente de equipos de irradiación sino también de toda la infraestructura necesaria para poder realizar radioterapia de acuerdo a las recomendaciones vigentes".

Todo lo expresado en esta nota y en mis afirmaciones anteriores está basado en informes altamente técnicos. La mayoría de las clínicas en nuestro país realizaron tratamientos a pacientes conociendo esta situación y, quienes estaban al frente de las mismas, son las actuales autoridades de los organismos estatales de tratamientos oncológicos nombradas por el Presidente Vázquez. El propio Presidente Vázquez era dueño de uno de estos centros. Decenas de miles de uruguayos pacientes oncológicos fueron irradiados por estos equipos cuya obsolescencia se describe en los documentos de las fechas señaladas.

En columnas venideras continuaremos explicando al lector - con la documentación de respaldo, claro - la situación de la radioterapia en nuestro país.


(1) https://www.facebook.com/josefranzinibatlle/videos/213383285910686/?t=40

(2) https://www.facebook.com/josefranzinibatlle/videos/215545985694416/?t=9



Más artículos de José Pablo Franzini Batlle

04.Abr.2018Se fue de mí

12.Mar.2018Vázquez, la ética y la impunidad

07.Feb.2018La incultura del “paisito”

29.Ene.201823 E

22.Ene.2018Claudio Paolillo